Javier Duarte acepta ser extraditado a México

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, decidió allanarse al proceso de extradición.

En la audiencia de este martes, Duarte de Ochoa aceptó ser extraditado a México, pero no reconoció los cargos por los que se le acusa.

Duarte, de 43 años, comparece ante el Tribunal Quinto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, de Guatemala, que ventila su proceso de extradición por los supuestos delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, que habría cometido en su gestión como gobernador de Veracruz, de 2010 a 2016.

Prófugo por seis meses, Duarte fue detenido en la noche del 15 de abril en Panajachel, un poblado del suroccidente de Guatemala. El arresto fue provisional y se registró con fines de extradición a México, a solicitud del gobierno mexicano.

En una primera audiencia ante el Tribunal Quinto, que se realizó el 19 de abril, el ex gobernador se negó a ser extraditado a México aunque dejó abierta la posibilidad de allanarse o aceptar ser extraditado pero con la condición de conocer primero la solicitud formal del gobierno mexicano en su contra, con las pruebas sobre los delitos que se le atribuyen y los demás elementos para sustentar la petición para que sea trasladado a su país a someterse a la justicia federal.

El pasado martes 27 de junio, y en un trámite paralelo de una petición de extradición de México que se ventiló en el Tribunal Tercero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, de esta capital, por seis delitos estatales en Veracruz, Duarte aceptó ser extraditado aunque ese acto quedó diferido o aplazado, porque depende del fallo de este 4 de julio sobre las acusaciones federales.

El abogado guatemalteco Carlos Velásquez, defensor del político, reveló ayer que su cliente sufrió un agravamiento de sus problemas de presión arterial y que debió someterse a un tratamiento con medicinas que le ayuden a reducir su estado de ansiedad.

El guatemalteco Juan Daniel Lemus, secretario del Tribunal Quinto, confirmó que la sentencia acerca de si procede o no la extradición debe ser dictada hoy mismo por esa instancia, presidida por el abogado guatemalteco César García. Duarte puede aceptar el fallo y aligerar su trámite de extradición o apelarlo en un plazo máximo de tres días y abrir una fase que, de acuerdo con Velásquez, podría prolongarse por unos ocho meses.
La audiencia de esta mañana se realiza en una sala del piso 11 de la Torre.

Agencia EL Universal 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password