Más de 116 migrantes detenidos en Texas

Ciudad Juárez, Chih. –  La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos localizó al menos a 116 inmigrantes indocumentados, entre ellos unos 30 de nacionalidad mexicana, en operaciones contra el tráfico de personas realizadas en los últimos dos días en Texas.

En San Antonio las autoridades detectaron a 54 inmigrantes indocumentados en el interior de un camión-tráiler refrigerado, encontrado justo enfrente de la autopista del aeropuerto internacional de la ciudad texana.

El agente especial encargado del caso, Shane Folden, explicó que los migrantes eran de nacionalidades mexicana, guatemalteca, salvadoreña y brasileña. Entre ellos había hombres, mujeres y menores. No se informó sobre cuál era el origen ni el destino del transporte. Las autoridades detuvieron a Gerardo Javier “N”, de 36 años y originario de Laredo, como sospechoso del tráfico de inmigrantes.

Con pasado delictivo por posesión de droga —incluso pasó tiempo en la cárcel—, se prevé que sea acusado de tráfico de personas.

Se informó que de los 54 inmigrantes detenidos, sólo cinco precisaron atención médica hospitalaria por heridas leves que se produjeron al intentar escapar. El Consulado General de México en

San Antonio informó que en el grupo hay 30 mexicanos a quienes se dará asistencia y protección consular.

Según las autoridades migratorias, la refrigeración y ventilación del camión ayudaron a los inmigrantes a subsistir, y el descubrimiento de botellas de agua sirvió para que no quedaran deshidratados. Al ser descubiertos, los indocumentados dijeron tener hambre; los equipos de rescate les dieron agua y pizzas. Todos enfrentan el proceso de detención y expulsión correspondiente.

En julio de 2017 decenas de migrantes fueron encontrados en un tráiler en el estacionamiento de un Walmart en San Antonio. En esa ocasión 10 personas, entre ellas siete mexicanos, murieron ahogados y deshidratados en un episodio macabro de tráfico de indocumentados.

Una segunda operación se realizó en la localidad de Laredo, donde los agentes fronterizos y policías del condado descubrieron una casa en la que había 62 inmigrantes indocumentados, quienes fueron arrestados.

La instalación fue descubierta después de recibir una llamada anónima en la que avisaban de que en la instalación había un “gran número” de indocumentados “esperando ser transportados al interior de Estados Unidos”. Además de mexicanos, también había guatemaltecos, hondureños y salvadoreños; todos serán puestos a disposición judicial para iniciar los trámites para su deportación.

Las operaciones coinciden con una época en la que las autoridades estadounidenses están endureciendo la persecución contra la inmigración sin papeles, cumpliendo la política de “tolerancia cero” impuesta por la administración de Donald Trump.

Los agentes aplican la separación familiar de padres y menores, acción que intenta ser un elemento disuasorio para quienes quieren cruzar y que, como consecuencia, dejan crueles historias de familias separadas.

Entre los reportes de prensa local sobre las separaciones hay relatos de todo tipo, desde agentes estadounidenses mintiendo a inmigrantes diciendo que se llevan a los niños por un momento y nunca regresan, hasta sucesos más desgarradores como el de una madre hondureña a quien se le arrancó su hija de cuatro meses mientras la amamantaba. Según CNN, la mujer fue esposada por resistirse a entregar a la niña.

Se calcula que durante junio más de medio millar de menores han sido separados de sus padres tras cruzar la frontera.

Agencia El Universal

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password