Luto en Estados Unidos por masacre en California

CDMX. – El “Borderline Bar & Grill”, un bar musical de Thousand Oaks, a escasos 60 kilómetros de Los Ángeles, California, se convirtió en escenario de la más reciente masacre en Estados Unidos.

Con la matanza de 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh aún fresca (sucedió hace menos de dos semanas), el país revive el duelo por culpa de las armas de fuego tras un tiroteo que dejó un saldo de 13 muertos, incluido el agresor.

El autor fue identificado como Ian David Long, un ex Marine de 28 años veterano de la guerra de Afganistán. Vestido de negro, Long disparó primero al guardia de seguridad del local, que estaba lleno de gente, la mayoría estudiantes universitarios, que bailaban al ritmo de la música country que tocaban en vivo esa noche.

Armado con una pistola Glock de calibre 45, modificada para poder tener más balas, entró y giró a la derecha. Disparó a otros guardias de seguridad y empleados del bar, para después seguir con el resto de la gente que estaba allí. “Era un caos, la gente saltaba por las ventanas”, explicaron algunos testigos. “Fue espantoso”, dijo otro.

A los tres minutos llegó la policía, con el sargento Ron Helus a la cabeza. Él fue el primero en entrar y recibió “varios disparos” que acabaron con su vida. “Murió como un héroe”, sollozaron sus compañeros. Tras matar al policía, Long se suicidó.

No se sabe qué lo llevó a cometer el crimen. El alguacil del condado, Geoff Dean, explicó que Long había sido denunciado por varios altercados en su casa y acciones “un poco irracionales”, lo que llevó a especialistas en salud mental a cuestionarse si tenía síndrome postraumático por su pasado en el Ejército. En esa ocasión no se vieron síntomas de que pudiera ser un peligro para la sociedad, y no se le hizo ningún examen al respecto. “Obviamente tenía cosas en la cabeza que causaron que hiciera una cosa como esta”, sentenció Dean.

El presidente Donald Trump expresó sus condolencias a las víctimas y ordenó que las banderas ondeen a media asta.
Veterano

Ian David Long, de 28 años, se enlistó con los Marines cuando tenía 18 años y estuvo siete meses en Afganistán.

Se casó a los 19 años en Honolulu, en 2009, pero se divorció en 2013. Ese mismo año dejó a los Marines.

En abril, autoridades fueron a su casa y lo vieron comportarse erráticamente. Tras matar a 12 personas, se suicidó.

Agencia El Universal

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password