“Al enviar soldados, dicen que no podemos”

CDMX. –  “No nos molesta la presencia de los soldados aquí [en la frontera], a muchos nos molesta que el presidente [Donald Trump] anuncie que los manda para detener a los migrantes”, dice Pedro, agente de la Patrulla Fronteriza y quien pidió el anonimato para hablar, en exclusiva para EL UNIVERSAL.

“El presidente está diciendo una mentira y está diciendo algo sin mencionarlo. Los soldados no pueden detener a ningún migrante, esa tarea es nuestra; por ley ningún militar puede detener a las personas por cruzar la frontera sin permiso”, subraya el oficial. “Al enviar soldados a la frontera está diciendo al mundo que nosotros [los agentes de la Patrulla Fronteriza] no podemos o no sabemos hacer nuestro trabajo y eso nos tiene molestos”, indica.

A raíz de los éxodos centroamericanos con rumbo a Estados Unidos, Trump ordenó a su secretario de Defensa, James Mattis, desplegar a la frontera sur de la Unión Americana tropas del ejército con la misión de apoyar las tareas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), a la que pertenece la Patrulla Fronteriza.

Han comenzado a llegar con tareas de ingeniería, levantando carpas militares en las que se planea mantener detenidos indefinidamente a quienes crucen y pidan asilo.

También están revisando los kilómetros de muros metálicos existentes para darles mantenimiento y están levantando vallas de alambres de púas en distintas regiones. La estrategia es dificultar lo más posible el ingreso a territorio estadounidense fuera de los puertos de entrada. Otra misión del ejercito será la de dar apoyo con los servicios médicos correspondientes y de alimentación.

La vigilancia podrán y deberán ejercerla junto con la Guardia Nacional y la Patrulla Fronteriza.

“El entrenamiento y la preparación entre el ejército y nosotros [la Patrulla Fronteriza] no puede compararse. Ellos están entrenados para la guerra y nosotros para cuestiones fronterizas, entre las que destacan detectar, detener y procesar a personas sin documentos”, reconoce Pedro, quien nació en El Paso, Texas, igual que sus padres. “Ellos [los soldados] conocen más de la tecnología que usamos aquí porque la han usado en las guerras; está bien”, comenta, “pero no nos gusta cómo nos hacen quedar [Trump y Mattis]”.

De acuerdo con datos de la corporación, existen alrededor de 20 mil agentes de la Patrulla Fronteriza, de los cuales un promedio de 14 mil están a lo largo de la frontera sur, sólo 4 mil están custodiando la frontera con Canadá y alrededor de 2 mil están en tareas administrativas.

“Hemos sido entrenados para esta tarea y tenemos personal muy bien preparado sobre tecnología, vehículos de tierra, aire y mar”, comenta. “No se trata de compararnos, sino de que cada uno haga lo que le toca y sabemos hacer nuestro trabajo”, dice.

Inicialmente, Trump había dicho que enviaría sólo 800 soldados del ejército a la frontera con México. Después incrementó el número y mencionó que serían 5 mil y al final la cantidad de militares en la frontera podrían sumar entre 10 mil y 15 mil, según las últimas declaraciones. “Lo que va a pasar es que de todas maneras van a entrar [los centroamericanos], va a quedar mal el ejército y nosotros”, señala Pedro, quien afirma que el mundo los está viendo más que nunca debido a la personalidad de Trump.

“No tenemos problemas de comunicación con los soldados, nos llevamos bien; ellos están haciendo lo que les ordenan y también nosotros. No creo que les guste mucho estar en este tipo de misiones porque no pueden hacer mucho como militares”, indica. “Están acostumbrados a situaciones diferentes, aunque la frontera es peligrosa”, comenta. “Lo que acaba de decir nuestro presidente acerca de que pueden disparar [los militares] contra civiles, si ellos arrojan piedras o cualquier cosa que sea considerado como algo que puede hacer daño y causar la muerte, ya lo hemos hecho. Tenemos ese permiso desde hace mucho y así se nos entrena”, confiesa. “Aquí las cosas son muy diferentes a como se ven en México. No esperamos que suceda nada así, pero ha ocurrido”, divulga.

“Nada es como antes. Lo que quiero es seguir haciendo bien mi trabajo y que no piensen que hizo falta al ejército”, concluye.
El Dato

15 MIL SOLDADOS pueden llegar a la frontera, según las últimas declaraciones del mandatario de
Estados Unidos.

Agencia El Universal

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password