Herramientas tecnológicas, clave para fomentar lectura en niños y jóvenes

México,  (Notimex).- Debido a que en la actualidad es más fácil que un niño o un joven tenga acceso a un teléfono celular que a un libro, es importante profesionalizar al sector de la industria editorial y aprovechar las herramientas tecnológicas para fomentar el hábito de la lectura en estos segmentos de la población.

Lo anterior, de acuerdo con la presidenta del Comité de Libros Infantiles y Juveniles de la Caniem, Alicia de los Monteros, quien explicó a Notimex que si bien el acceso a la tecnología podría representar un reto para la industria editorial, en realidad se le tiene que ver como una aliada.

Al término de la presentación de “Editamos libros para creer. Diplomado en edición de libros para niños y jóvenes” por parte de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la también especialista de la UNAM reconoció que el sector infantil y juvenil lee mucho pero lo hace desde diferentes plataformas.

Los jóvenes tienen acceso a la lectura con mayor recurrencia desde plataformas digitales; “sí están leyendo pero habría que hacer una revisión del contenido de los sitios que visitan”, expuso.

Subrayó que las herramientas tecnológicas fomentan un mayor acercamiento “en poblaciones vulnerables, en comunidades rurales, en prácticamente cualquier lugar del país”, donde los chicos pueden tener acceso a un celular y quizá no a un libro.

El tema es la distribución, el acceso y la disponibilidad a los libros, ese es uno de los retos no sólo de la industria editorial, sino de otros actores como instituciones académicas y autoridades, pues en la actualidad esta población lee más que otras generaciones gracias al mundo digital.

Esto, abundó, aunado a la participación de los padres de familia y maestros, quienes, al estar cerca de los niños y jóvenes, pueden acercarlos al hábito de la lectura.

Ante ello, recomendó a los padres de familia pedir orientación al personal de las librerías para definir el tipo de texto por edad de los hijos, pues lo importante es fomentar el hábito.

En el lanzamiento del diplomado, el presidente de Editamos, Centro de Innovación y Desarrollo Profesional para la Industria Editorial, Carlos Anaya, explicó que el proyecto, avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), busca profesionalizar a todos los actores del sector.

Detalló que el diplomado, que surgió por iniciativa del Comité de Libros Infantiles y Juveniles (Colij), fue estructurado al considerar la necesidad de profesionalización en él área.

Refirió que de acuerdo con indicadores de la Caniem, dentro de la clasificación temática, el rubro de libros infantiles, juveniles y didácticos tiene una participación en el mercado de 13.5 por ciento, el de mayor participación después de los libros de texto, así como una participación de casi 10 por ciento del total en ventas.

A su vez, la coordinadora académica de Editamos, Libros para Crecer, Sandra Cara, expuso que el diplomado, consistente en cuatro módulos y que comienza el 17 de mayo próximo, está centrado no sólo en el desarrollo de textos para este segmento, sino en la profesionalización en materia de edición, producción y comercialización.

Precisó que cada módulo, impartido por especialistas en diferentes áreas y avalado por la máxima casa de estudios, contempla 34 horas en las que fomenta la reflexión en torno a la historia de este segmento.

Asimismo, agregó, otras 35 horas con diversas perspectivas de características de contenidos; 40 horas con actividades centradas en cuestiones prácticas como papel, acabados y desde el punto de vista del editor, y 28 horas con temas de administración y mercadotecnia para posicionar las publicaciones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password